Consejos para visita al veterinario del gato | Efecto Mirringo Panamá

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Primera visita al veterinario del gatoo

Recomendaciones para la primera visita al veterinario de tu gato

La llegada de un mirringo a la familia es de las mejores experiencias que puedes tener; el amor y la ternura que se respirará en tu hogar será para toda la vida; sin embargo, la responsabilidad de tener una mascota es clara y debes ofrecerle un alimento de calidad, un espacio seguro y estar al tanto de su salud.

Cuando tienes la oportunidad de adoptar un gato, debes tener claro que ellos han estado en contacto con otros ambientes, personas y animales, por lo que es necesario que lo lleves a su primera consulta al veterinario. Aquí te brindaremos información relevante para que te identifiques como su cuidador, en qué casos debes acudir a su veterinario.


¿En qué momento debo llevar a mi gato al veterinario?

Si en tu hogar no viven otras mascotas, lo mejor es que esperes a que tu gato se adapte al nuevo ambiente, que se sienta cómodo y en confianza en su entorno. Lo más importante es que le prestes la atención necesaria; revisa cómo están sus desechos en la arenera, si tiene falta de apetito o sed. Recuerda que su vitalidad es esencial en su proceso, debes observar su actividad física porque hay ocasiones en donde el felino se siente mal y lo expresa con ciertos comportamientos.

Llevar mi gato al veterinario por primera vez

Pero si convives con otras mascotas, la mejor alternativa es que lo lleves primero al veterinario, para evitar la trasmisión de parásitos o contagios que puedan afectar la salud de tus otros animales.

¿Qué se debe hacer antes?

Observa su piel y pelaje

Revisa que en su piel no tenga costras, caspa o escamas y verifica que no esté rojiza por zonas. Cuando desees darle un baño, debes estar pendiente al momento de secarlo, su pelaje debe permanecer suave y con brillo. También, debes estar pendiente de qué tanto pelo pierde durante el día, es normal que nuestros mirringos se acicalen y desechen el pelo muerto; sin embargo, si esto lo hace más de tres veces al día puede que tu gato esté sufriendo de algún tipo de alergia o infección en su piel. Por eso, en su primera consulta con su veterinario, cuéntale lo que has notado en él para saber qué puede estarle ocurriendo.

Observa su boca

Revisa sus dientes y encías, fíjate que estas últimas no estén maltratadas o enrojecidas y que de su boca no provenga un mal olor. En caso de que esto le ocurra, llévalo al veterinario lo antes posible, debido a que puede tratarse de alguna infección o problemas de origen vírico. Si notas las encías con un color rosa pálido y no se queja al tocarlas, entonces revisa cuidadosamente sus dientes. Es bueno que le des una limpieza porque así notarás si tu gato tiene sarro en ellos, esto lo debes tener presente para la primera consulta al veterinario.

Tips para llevar el gato al veterinario

Mi gato en el veterinario el primer día

Observa su cuerpo

Mira cómo está físicamente, revisa sus patas y tronco, en búsqueda de pulgas o garrapatas (parásitos externos) o algún parásito interno en sus haces; acaricialo haciendo presiones suaves y fíjate que no se queje de molestias al ser manipulado. Analiza cada movimiento que tu gato hace, si tiene facilidad al caminar, saltar o trepar; por otro lado, observa qué tanto tiempo permanece acostado y si notas algo raro en todo lo mencionado, lo mejor es llevarlo con el experto.

Observa rigurosamente las siguientes actividades:

  • Si tu gato no tiene buen apetito o no quiere comer.
  • Si bebe agua en cantidades o no bebe lo suficiente, esto podría ser una causa de que tu mirringo sufra de diabetes o podría faltarle hidratación. 
  • Si cuando orina le da dificultad, siente dolor o sangra.
  • Si tiene diarrea o vomita durante varias horas.
  • Si sus heces son secas, estas deben de estar bien formadas y no ser ni tan secas, ni tan húmedas.

Es importante que tengas en cuenta que en cualquiera de estos casos debes de llevar a tu mirringo al veterinario. Sabemos que su salud es lo más importante y no queremos que algo malo le suceda, él ahora cuenta contigo para ser un gato feliz. 

Ofrécele mucho amor y una vida saludable. Aquí en Mirringo te acompañamos en cada proceso y entendemos las necesidades que tu mascota tiene. No olvides darle la mejor alimentación con nuestros productos.