Cómo cuidar a mi gato después de una cirugía | Efecto Mirringo Panamá

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar
banner-interna-post-cirugia

Cómo cuidar a mi gato después de una cirugía

Si eres un cuidador responsable y te aseguras que tu gato tenga sus vacunas al día, coma un buen alimento como Mirringo y sea desparasitado de forma periódica, es probable que goce de un excelente estado físico y no enferme con regularidad; sin embargo, la mayoría de los gatos caseros pasan por el proceso de castración o esterilización, el cual se trata de una intervención quirúrgica rápida tanto en hembras como machos, a pesar de ser un procedimiento común y sencillo como toda cirugía necesitará de cuidados y atención extra para que sea exitosa.

En Mirringo estamos comprometidos con el bienestar de las mascotas, por eso; te acompañamos en el proceso de recuperación de tu gato y hemos consultado con el médico veterinario y zootecnista, Julián Ariza de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales, acerca de los cuidados que debes tener.

“El cuidado de la cirugía comienza incluso desde antes de realizarla, ya que es importante que los meses y semanas previas el paciente reciba en su alimento todos los nutrientes que necesita para que se encuentre sano y en un peso óptimo pero el día de la intervención es fundamental que el paciente esté en ayunas” asegura el médico Julián Ariza.

pos-cirugia1

Cuidados del gato luego de una intervención quirúrgica

pos-cirugia2

Lo primero es ponerse en las patas de tu gato y entender que en el caso de la castración aunque es un procedimiento sencillo resulta incómodo y como toda cirugía causa dolor y confusión por la anestesia general; por esto, se recomienda prestar mucha atención a la reacción del gato.

Cuando lleguen a casa guarda las cajas que usa como refugio e inhabilita los rincones donde se esconde para que esté siempre a la vista y puedas darle seguimiento a su recuperación. “Los primeros días la herida debe estar cubierta para que no se laman o rasquen y causen alguna infección, si el paciente es muy inquieto pueden ponerle un collarín isabelino. Lo ideal es que revises la herida una o dos veces al día y limpiarla con la instrucción del veterinario, de esta forma podrás familiarizarte con la herida e identificar signos de infección o de una sana recuperación.”

“Los gatos tienen comportamientos muy característicos cuando sienten dolor: se aíslan, son malhumorados, maúllan muy fuerte, en algunos casos ronronean, tienen comportamientos agresivos o falta de apetito. Para ayudarlos con las molestias, la mayoría de veterinarios recetan analgésicos y antibióticos que pueden ayudar con su malestar, pero se debe tener cuidado de no superar la dosis recomendada”, Afirma el doctor Ariza.

Cómo identificar si la cirugía de tu gato es exitosa

Si la intervención se trata de una castración, lo ideal es que la mascota debe tener una movilidad completa a la semana de la cirugía y comer con normalidad. El doctor Julián Ariza comparte unos puntos claves para prestar un poco más de atención “Las intervenciones quirúrgicas tienen pocas complicaciones desde que  las familias siguen todas las indicaciones del veterinario para la recuperación del paciente; sin embargo, algunos síntomas de los que se debe sospechar son: vómitos, desmayos, diarreas e inflamación prolongada de la herida, coloración anormal o presencia de pus. Si el paciente presenta alguno de estos síntomas es urgente ir con el veterinario”.

“Por otro lado, es muy importante verificar que el centro veterinario donde se lleva al paciente cuente con todas los certificados que lo acrediten como un lugar seguro y reconocido, además,  corroborar que la persona que lo va a tratar sea un veterinario profesional graduado y con experiencia para evitar que la mascota sufra algún daño por un procedimiento mal realizado”.

Alimentación  después de la cirugía de un gato

“No está mal consentir al paciente y darle algunas golosinas, pero no se debe exceder debido a que se puede mal acostumbrar. Si el gato no quiere comer es recomendable mezclar un poco de alimento húmedo con el concentrado Mirringo, para ayudarles a abrir el apetito; además, tener  mucho cuidado con la alimentación, debido a que después de una intervención como la esterilización los gatos son más inactivos, almacenan más energía y tienden a comer un  20% hasta un 25% más de alimento lo que los lleva a aumentar de peso”

pos-cirugia3

Por último, Julián Ariza le recuerda a las familias que jugar con los mirringos es fundamental para su salud, “Incentivar a los pacientes a realizar actividad física ayuda a controlar su peso, abre el apetito, libera energía acumulada y fortalecer el vínculo con el gato; además, se puede realizar rutinas con juguetes fabricados en casa, también se pueden construir plataformas para que pueda correr y esconderse, todo esto acompañado de una excelente nutrición con un alimento como Mirringo que le proporciona todos los nutrientes que necesita”.

Fuente

  • Ariza, J. (2021). Cuidados post operatirios en gatos [En persona]. Julius 2 grow.