¿A tu gato le falta apetito? | Efecto Mirringo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Porque mi gato no quiere comer

¿A tu gato le falta apetito?

Los gatos son seres muy temerosos a los cambios y suelen expresarlo a través de su apetito y más puntualmente en la falta de este, ya que cualquier cambio que no les guste se convierte en un motivo para dejar de comer. Cambiar su alimento habitual, es una de las razones más comunes, pero también puede tratarse de estrés o el inicio de alguna enfermedad.

Ten presente que los gatos como las personas tienen épocas en las que comen un poco menos o más y si tu mirringo no ha perdido más de un kilo no suele ser una señal de alerta, sin embargo si supera esta medida en poco tiempo puede ser síntoma de alguna enfermedad y lo mejor será consultar a un veterinario para comenzar con el tratamiento adecuado.

Cómo identificar si tu gato está bajo de peso

Para comprobar si tu gato le falta peso o está más delgado de lo normal puedes seguir este sencillo paso:

  • Palpa sus costillas: Lo ideal es que se sientan al tacto y deben tener una capa de grasa que las cubre. Si no percibes la capa de grasa y sus costillas son notorias a través de su pelaje, es señal que tu gato está flaco y bajo de peso; por el contrario si no sientes sus costillas al tacto, tu mirringo puede estar teniendo problemas de sobrepeso.

Mi gato no quiere comer y está muy flaco

¿Qué hacer si mi gato no come?

En uno de los extremos de gatos con problemas alimenticios, están los que no comen. Antes de correr a buscar qué hacer cuando tu gato, te recomendamos analizar estos comportamientos:

Algunos gatos no dejan de comer:

simplemente pican en distintos momentos del día a su ritmo y por esto puede que no lo veas comer de una sola vez todo su plato, en este caso no es necesario alarmarse.

Mi gato no quiere comer

Mi gato está perdiendo peso

Si has decidido cambiar su concentrado por uno más balanceado:

con alto contenido de proteína y calcio como Mirringo pero tu gato se resiste, te recomendamos que la combines con dosis de su alimento anterior hasta que comience a aceptar el nuevo.

Hay gatos que son muy exigentes y se cansan fácilmente de un solo sabor:

para ello se recomienda mezclar su concentrado Mirringo habitual con complementos alimenticios (latas y salsas), que junto con la alta palatabilidad del concentrado abren y aumentan su apetito.

Cuidados para mi gato coma

Si tu gato no responde a ninguno de estos comportamientos y notas otros síntomas como mucosidad, lagrimeo, vómitos, diarrea, infecciones bucales, entre otros, debes acudir a tu veterinario de confianza.

Sin importar si tu mirringo ha perdido o aumentado de peso, siempre debes consultar al veterinario y seguir atentamente sus instrucciones. ¡Un gato feliz es un gato bien alimentado!